13 de junio de 2024

Tiemblan los campos del mundo: Rusia quiere suspender exportaciones de fertilizantes

Las sorpresas no paran en medio de la guerra entre Rusia y Ucrania. El Gobierno ruso se dirigió este viernes a los productores de fertilizantes del país y les recomendó suspender las exportaciones.

El temor de Rusia es que se adelanten acciones de ‘sabotaje’ por parte de empresas extranjeras de transporte, lo que afectaría las entregas de esos insumos. Es decir, en parte sería una especie de guerra económica contra el invasor, pues se quedaría sin el pan y sin el queso: sin el producto y sin la plata. Y no serían pocos recursos. Rusia es uno de los mayores productores mundiales de fertilizantes. En el caso de Colombia, el más usado para el agro es la urea y de Rusia viene el 42 %.

Pero en particular, la recomendación hecha por Rusia podría impactar a Europa y Brasil, cuyos agricultores son fuertemente dependientes de los fertilizantes rusos.

“Actualmente se creó una situación a causa del sabotaje de los suministros por parte de algunas empresas de logística extranjeras, por lo que agricultores de Europa y otros países no pueden recibir los volúmenes de fertilizantes pedidos”, indicó el ministerio ruso de Industria y Comercio en un comunicado.

No hay garantías de cumplimiento

El ministerio “se vio obligado a recomendar a los productores rusos suspender temporalmente la expedición de fertilizantes destinados a la exportación”, agregó.

La recomendación tendrá vigencia “hasta que los transportistas reanuden el trabajo regular y den garantías” de cumplimiento de los contratos de exportación.

El ministerio precisó que las necesidades de fertilizantes de los agricultores rusos seguirán siendo cubiertas.

Los fertilizantes que exporta Rusia a gran parte de países del mundo son los que contienen potasa, fosfato y nitrógeno, es decir, los más necesarios para que los campos florezcan, porque son los que le aportan los nutrientes a las cosechas.

El país invasor es el responsable de la producción de más de 50 millones de toneladas de los fertilizantes que al año se gastan en el mundo. Eso equivale al 13 % de las necesidades totales mundiales.

Medidas económicas contra Rusia

Algunos analistas ya hablan con convicción de que las medidas económicas contra Rusia han sido más efectivas que las militares. Según describió el periódico Los Angeles Times, “en cuestión de días Estados Unidos y sus aliados usaron la economía mundial como arma de guerra contra Rusia por su invasión de Ucrania”.

Aunque el presidente ruso Vladimir Putin se puso a la defensiva en ese frente, las fuerzas podrían debilitarse. El país invasor está sin acceso a sus reservas extranjeras. La moneda se desplomó a niveles insospechados y la inflación está desbordada. Con todo el poderío de Rusia, los efectos económicos podrían ser devastadores. Inclusive, ya hay economistas que estiman que hasta los propios rusos terminaría presionando al Gobierno. De hecho, ya se han presentado rebeliones de la propia oligarquía, que en general respalda al gobernante.

El contraste entre lo que sucede en Rusia y en Ucrania es inevitable: “En Ucrania, la gente hace cola para recibir armas. En Rusia, la gente hace cola para sacar dinero de los cajeros automáticos porque saben que tal vez no puedan hacerlo dentro de dos días, o que valdrá la mitad”, señalan fuentes citadas en la publicación de Los Angeles Times.