23 de junio de 2024

Piden Diputados freno a la voracidad de fraccionadores

Reynosa, Tamaulipas.- Piden diputados locales que se ponga freno a la voracidad de los fraccionadores en el Municipio de Reynosa, donde éstos no respetan el «mínimo vital» de superficie para áreas verdes.

En el marco de la Sesión Ordinaria del Congreso del Estado, este día, el Diputado Local Ovidio García García presentó una iniciativa con proyecto de decreto para modificar la Fracción VIII del Artículo 156 y la Fracción III del Artículo 279 de la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del Estado de Tamaulipas.

«Las áreas verdes-dijo, sostienen un papel fundamental dentro de la vida del ser humano, en virtud de que son esenciales para el disfrute de diversos derechos fundamentales como el derecho a la recreación, al disfrute de actividades culturales, al medio ambiente sano, al deporte, al disfrute de espacios públicos, a la salud física y mental y, entre otros, a la vivienda.

Sin embargo, se requiere la existencia del concepto de «mínimo vital», entendido como: «La base o punto de partida desde la cual el individuo cuenta con las condiciones mínimas para desarrollar un plan de vida autónomo y de participación activa en la vida democrática dl Estado, por lo que se erige como un presupuesto del estado democrático de derecho»,-indicó.

Más adelante, mencionó que tratándose de fraccionamientos, esto abarca una serie de condiciones básicas que la autoridad municipal debe garantizar a los residentes de fraccionamientos y conjuntos urbanos.

«Para ello, al momento de autorizarse lotificaciones o fraccionamientos, la autoridad municipal garantiza y salvaguarda derechos esenciales»,-postuló.

A la fecha, pocos son los fraccionamientos que cumplen con esa superficie mínima necesaria de cesión para atender las necesidades de los habitantes.

Al destacar que no solo se requiere de sanciones económicas equiparables a los derechos vulnerados, sino que se hace necesaria una reforma clara e inminente a los artículos citados, Ovidio García concluyó que se debe actuar «ante una actitud contumaz e indiferente que tienen o pueden llegar a tener los fraccionadores que se antepone al bienestar de los ciudadanos del municipio y que vulnera totalmente el eje rector de cualquier sociedad, mismo que es el bien común».