21 de junio de 2024

AL VUELO/ Por Pegaso

Diplomacia

Los Servicios de Inteligencia de Pegaso (SIP) tuvieron acceso al primer borrador de lo que sería la carta que envió el Pejidente ALMO a los diputados del Parlamento Europeo.

Este primer documento que después se desechó, lo elaboró el Peje del Ejecutivo cuando estaba sentado en el trono, antes de su visita a Chiapas.

El papel en comento fue rescatado del cesto de basura del inodoro que está en la Oficina Presidencial, en Palacio Nacional y dice más o menos así (en varias partes está ilegible por algunas sospechosas manchas color ocre):

«A los diputados del Parlamento Europeo: 

¡Ya dejen de estar ching(ilegible) con eso de los pin(ilegible) periodistas, cabr(ilegible)! 

No saben cómo estoy batallando con tanto neoliberal, fifí y reaccionario que hay en México para que después ustedes también le pongan más leña al fuego.  

No puedo echar a andar mi Cuarta Transformación porque esta bola de ojet(ilegible) no me han dejado hacer lo que yo quiero, que es la voluntad del pueblo, porque con el pueblo todo y sin el pueblo nada. 

Sepan, put(ilegible), que aquí no van a venir a decirme qué es lo que debo hacer. Ya no somos colonia de nadie, por eso le estoy exigiendo a España que nos dé una disculpa por todo lo que nos robaron hace quinientos años. ¡Se llevaron hasta el perico de Moctezuma! 

Y no me vengan a decir que somos iguales a ustedes, porque nosotros no enviamos armas a otros países, primero, porque no tenemos ni para comprar medicina para los niños con cáncer, y segundo, porque somos un país pacifista, no como ustedes que solo buscan ching(ilegible) a los demás. 

Es una mentira que hayan muerto periodistas en lo que va de mi gobierno. Yo tengo otros datos. La verdad, es que no hemos encontrado sus cuerpos, y sin cuerpos, no hay delito. 

Así que todo lo que se dice de México en sus países es un invento de los neoliberales. 

Si fuera cierto, no tendría yo el respaldo del 66% de los mexicanos, y más que se van sumando, porque con mi política de austeridad, al rato serán más pobres y entonces, tendré mayor apoyo de mis conciudadanos. 

Infórmense y lean bien antes de decir pend(ilegible). ¡Ya chole con eso! Olvídense de su pin(ilegible) manía injerencista porque no nos gobiernan a nosotros. 

Recuerden aquella conocida frase del general Lázaro Cárdenas: «Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz». 

Hasta aquí el contenido de esa epístola que se desechó por la que sí fue enviada al Parlamento Europeo. Ignoro si dicho documento es apócrifo o real. Los Servicios de Inteligencia de Pegaso aseguran que viene escrito de puño, letra y excremento del Pejidente.

Sea como sea, esa postura del Gobierno enrarece aún más las de por sí deterioradas relaciones de nuestro país con la Unión Europea y los Estados Unidos.

Falta que, como respuesta, quieran venir a cobrarnos lo que les debemos, como cuando Francia, Inglaterra y España mandaron sus tropas porque Juárez había suspendido el pago de la deuda externa.

Lo que pasó en esa ocasión ya es historia: Los franceses llegaron hasta el Castillo de Chapultepec, mataron a los Niños Héroes, trajeron a Maximiliano y Carlota e inspiraron aquella bonita canción de Antonio Zamora que dice:

Lorencez dijo en su carta a Napoleón/

con once mil franceses, fácil es nuestra misión./

Mejor es nuestra raza, también la organización,/

pero los mexicanos, le enseñaron la lección./

Cayeron diez y ninguno mexicano,/

hirieron otros seis y empezaron a notar,/

que a ningún francés en aquel cinco de mayo/

se le veían los pies y corrían sin parar./

Y corrían a pie y corrían como trenes/

brincaban los magueyes al disparo del cañón;/

brincaban nopales más alto que las liebres,/

y otros se arrastraban como herido camaleón./

Viene el refrán estilo Pegaso: «Me provocas lo que el vendaval al Benemérito de las Américas».  (Me hace lo que el viento a Juárez).