15 de julio de 2024

AL VUELO/ Por Pegaso

Canallín

Nuevamente vuelve a ser noticia el ex candidato a la Presidencia de la República del PAN, Ricardo Canaya Cortez, a quien al calor de la campaña política bautizó el actual pejidente ALMO como “Ricky Riquín Canallín”.

Efectivamente, la Fiscalía General de la República lo acusa por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Por cuarta ocasión fue citado a comparecer para que responda a los señalamientos que hace el exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, donde se le involucra en jugosos negocios y prebendas que supuestamente recibió.

Canaya Cortés, si hacemos caso de la Fiscalía, recibió un soborno por 6 millones, 800 mil pesos para apoyar como legislador a la Reforma Energética que impulsaba Enrique Peña Nieto.

En un video que difundió ayer en sus redes sociales, el político panista comunicó que no caerá en el juego de presentarse a declarar, pero no dio una creíble, sino que solo se limitó a decir: “Es que hoy se celebra San Valentín y todos tenemos derecho de estar con las personas que queremos”.

Así dijo, y envió a su abogado para que estuviera presente en la diligencia.

Pero esto no le causó gracia al Fiscal, y es posible que en las próximas horas, se libere una orden de arresto para obligarlo a presentarse en la siguiente audiencia de manera persona.

Se sabe que no se encuentra en el país, así que si se emite la orden, será la Interpol la que proceda a su localización y traslado a México.

Y así, se prepara un escándalo más en la vida política nacional.

De concretarse el arresto, esto sería lo más impactante que haya hecho hasta el momento el Gobierno de la Cuarta Transformación, que prometió meter a la cárcel a los corruptos.

Pero Ricardo Canaya es solo la punta del iceberg, y se necesitaría no un sexenio, sino dos o tres, para llevar a los tribunales a otros raterazos del anterior régimen, como Charly Salinas De Gortary, como Quique Peña Nieto y otros muchos delincuentes de cuello blanco que hoy andan paseándose por el mundo con el dinero que extrajeron ilegalmente del erario público.

Desde allá, donde anda, en las Europas, Peña Nieto se burla de todos los mexicanos y se pitorrea de la 4T, mientras disfruta de las miles de Himeneo con su correteable novia, que casi podría ser su nieta.

En algo sí tiene razón Canaya. En sus redes sociales critica la política de “abrazos, no balazos” implementada por el cabecita de algodón desde el inicio de su gobierno.

Mencionó que hasta ahora ha habido 103 mil muertos en el País, lo que convierte a este sexenio en el más sangriento de la historia reciente de México.

“Tenemos un gobierno que ataca opositores y defiende delincuentes,-dijo en Twitter. Hoy se llevó a cabo la audiencia, pro se suspendió. No me voy a dejar, pero tampoco voy a seguir hablando de las mentiras de Lozoya, quien ya está en la cárcel y podría quedarse ahí 54 años por ratero y mentiroso”.

¿En qué va a acabar esto?

En pleno proceso electoral, donde habrá una consulta popular sobre si se revoca o se confirma el mandato de ALMO, un golpe mediático de esa naturaleza elevará astronómicamente la votación a su favor.

E igualmente, en el proceso electoral que ya tenemos en puerta, los candidatos del partido del Pejidente, MORENA, obtendrán una holgada victoria.

Vámonos con el refrán estilo Pegaso que a la letra dice: “Conforme alcances mayor altura, el dolor del impacto será mayor”. (Mientras más alto subas, más dolerá la caída).