13 de junio de 2024

AL VUELO/ Por Pegaso 

Longe

(Se escucha una música gótica. La cámara enfoca el escenario lúgubre, donde se ven cadenas, objetos de tortura y un esqueleto descarnado. En la pared está La Gárgola, mientras que en el primer plano aparece un enorme cuervo y entra en escena el Longe Moco, para narrar las peripecias de los candidatos a gobernador de Tamaulipas durante el período de precampañas).

-Longe Moco: (Con una cámara fotográfica en las manos). ¡Tequila! ¡Tequila! A ver, ahí estás. ¡Ja, ja, ja, jaaaa! Este tequila es re-posado. ¡Ja, ja, jaaaa! Buenas noches. ¡Yo soy el Longe Moco! (Con el dedo índice de la mano derecha urga en su nariz y extrae una sustancia verde y gelatinosa que arroja hacia la cámara, convirtiéndose en su nombre y resbalando por la lente hasta desaparecer en la parte inferior). En esta ocasión voy a relatarles la terrorífica historia de las precampañas políticas en Tamaulipas. Una historia llena de tragedias, guerra sucia, encuestas pagadas y muchas cosas más. Una historia que nadie sabe y nadie supo. ¡Fue horrible!¡Fue horrible! Los precandidatos andaban recorriendo todos los municipios de Tamaulipas para buscar el apoyo de los…, el apoyo de los….

-La Gárgola: El apoyo de los militantes. Buscaban el apoyo de los militantes.

-Longe Moco: ¡Nooooo! Buscaban el apoyo de Los Carmona, porque ellos eran los que les proporcionaban camionetas y mucho dinero para pagar los gastos de campaña. ¡Fue horrible, horribleeee! ¡Ja, ja, jaaaa!  Y después, en los cierres de precampaña, se vio a mucha gente abrazándose, saludando de a cachetito y sin guardar la distancia necesaria. Por eso empezó a haber más enfermos de coronavirus. El caso fue que cada uno de ellos creía que iba a… creía que iba a…

-La Gárgola: Que iban a ganar las elecciones.

-Longe Moco: ¡Noooo! Bueno, sí. Pero es que se creían de sus asesores, quienes no daban una. En los eventos de cierre de precampaña había mucha desorganización y todos querían ver a los precandidatos para pedirles chamba en el Gobierno. La gente gritaba cuando llegaban a los eventos y querían tomarse…, querían tomarse…

-La Gárgola: Una foto del recuerdo. La gente quería tomarse la foto del recuerdo con el precandidato.

-Longe Moco: ¡Noooo! La gente quería una lana para comprarse un chesco y unas papas fritas para aguantar la canija hambre, mientras llegaban los aspirantes a dar su discurso. ¡Fue horrible, horribleeee! Pero como decía mi tía Tencha, “¿Quién te mete en esos embrollos?” ¡Ja, ja, ja, jaaaaa! Y luego había muchos niños sin cubrebocas, por eso les daba…, por eso les daba…

-La Gárgola: ¡Coronavirus! Les daba coronavirus, por no llevar cubrebocas.

-Longe Moco: ¡Nooooo! A los niños les daba Michael Jackson. ¡Síiiiii! Pero esa es otra historia. Yo les hablaba de…, yo les hablaba de,,,

-La Gárgola: Nos hablabas de las precampañas políticas y los candidatos.

-Longe Moco: ¡Ahhh, sí! ¡Fue horrible, horribleeee! Al terminar las precampañas  cada uno de los candidatos pensaba que ya la tenía ganada. Pero aún faltaba que los ciudadanos acudieran a las urnas para votar y ver de qué cuero salen más correas. Y mientras tanto, en las casas de campaña se llevaban a cabo…, se llevaban a cabo…

-La Gárgola: Los preparativos. Se llevaban a cabo los preparativos para la elección.

-Longe Moco: ¡Noooo! Se llevaban a cabo…, acabo de recordar que tengo que ir a que me operen el jiote. Así es que mejor, ¡acabo! ¡Ja, ja, ja, jaaaaa! ¡Soy el Longe Mocoooo! (Nuevamente se extrae la sustancia verde gelatinosa y la arroja a la cámara. Esta queda pegada en la lente de la cámara, convirtiéndose en las letras del nombre del personaje y deslizándose hacia abajo. Luego se escucha la música gótica y la cámara hace un paneo en el escenario, mientras el Longe Moco desaparece por una estrecha puerta de arco).

Nota de la Redacción: Esta colaboración es un homenaje al divertidísimo programa “De Vez en Cuando”, con Eugenio Derbez.