22 de julio de 2024

De Primera…La Dama de la Noticia/ Por Arabela García

  • POLITICA CHICHARRONERA EN LOS CONGRESOS
  • ARTURO DIEZ CALLADITO AVANZA MAS
  • DIPUTADOS FEDERALES PROMUEVEN LA R.E EN MATAMOROS

Desde el Congreso de la Unión hasta el de Tamaulipas, se ve desde hace tiempo una política chicharronera a fin de hacer escándalo y que los electores volteen a verlos, sea de cualquier partido;  lo que apenas sucedió hace menos de 36 horas en nuestro estado no es más que un afán de protagonismo de las dos partes  en lugar de dar un ejemplo de civilidad a los tamaulipecos, lo anterior en el Congreso.

Las muestras de la mezquindad política en este país no terminan. Las de esta semana son un esfuerzo para beneficiarse políticamente a costa del detrimento del contrario y, claro, en contra del propio estado y sus intereses.

Decir  que la política está en crisis constituye una auténtica y crecida verdad. Sin embargo, detrás de dicha afirmación suelen plantearse algunas preguntas. Formuladas sobre adverbios o pronombres interrogativos (qué, quién, cómo, dónde, por qué  y cuándo), estos pueden enfatizar cada respuesta asomada a dicho respecto.

En Tamaulipas se vive una efervescencia política nunca antes vista, histórica, se alían los partidos para competir, ahora no hay idealismos ni nada por el estilo, los de izquierda, de derecha del centro, todos unidos en contra de los mismos, porque la verdad  es que antes había un orden.

Así pues, se buscará una respuesta envolvente que considere el mayor número de pronombres interrogativos a los fines de entrelazar ideas, con consideraciones y condiciones propias de la dinámica política.

De modo que afirmar que “la política está en crisis”, podría obedecer a distintas razones. Pero luce válido intentar una respuesta construida por el lado de lo que representa la política “chicharronera”.

O sea una política desinflada y extraviada. Desinflada, por cuanto la falta de un liderazgo idóneo ha estrechado sus ámbitos de acción y expansión. Extraviada, dado que perdió el rumbo de lo que señala el concepto de política. Sobre todo, de aquel que exalta el pluralismo como el terreno sobre el cual se desarrolla su actuación.

En consecuencia, cabe admitir que la política se derrumbó. Tanto que sus operadores, indistintamente del nivel jerárquico que ocupen en la estructura político-partidista, se han visto derrotados por causas que no lograron controlar o manejar.

Los de Morena intentando, hacer presencia con un liderazgo nacional con el cual ni siquiera comulgan porque emanan de otros partidos que ni de izquierda son, los de derecha intentando salvar la imagen de un gobierno que va de salida y que en esa hechura proyecta un candidato  azul pintado de tricolor y de amarillo.

De continuar con esa política en el quehacer de los gobierno de cual índole y en los Congresos, los electores estarán volteando a ver a un candidato menos completo y más sencillo en el hacer así que la figura de  ARTURO DIEZ GUTIERREZ, así como va podría generar una mejor sinergia de gobierno para los tamaulipecos.

Todos de preguntan qué fue lo que complico la política,  los priistas siguen si digerir una alianza con el PAN, el partido que les hizo la vida de cuadros la elección pasada; quizá debemos entender que en el entramado que la política -en su desorden- ha creado, se han encontrado problemas de desvío conceptual, doctrinario y procedimental. Asimismo, conflictos provocados por incongruencias, inconsistencias y contradicciones que afectan disposiciones, organización y coordinación. Igualmente, hay burocratismo, sectarismo, hermetismo y amiguismo. Y desde luego, corrupción, complicidad para delinquir, así como un espasmódico fanatismo que no conduce a nada.

La ausencia de formación política, sumada a la depravación que alimenta el poder concentrado, afectó el principio de la política de convertirse en referente de educación, decencia, transparencia, tolerancia, respeto y solidaridad, por ello es que no hay candidato que llene las expectativas de los electores y siempre se dice que gene el menos peor, como un halito de consolación de parte del electorado

Y lo peor de todo es que no hay excepción, por mínima que sea, que pueda justificar la salvación de algún bando político. Ningún movimiento o partido político puede escapar de verse señalado o acusado como factor movilizador y motivador de la crisis que padece el ejercicio de la política.

La pérdida de valores dentro de un partido por sus hombres y mujeres, solo es el resultado del exceso de poder que enloquece al ser humano, este donde este; lo que hemos visto nos llena de vergüenza en el Congreso, pero lo que usted quizá no ha visto y vera en las próximas elecciones es como los mismos humanos de una alianza dejaran solo a su candidato en un afán de salvar el pellejo y sacar adelante sus propios intereses.

La cárcel no se hizo para los bien portados así que ya se imaginara como estarán los municipios de de bandidos a quienes se les puede dar un estate quieto con solo revisarles sus números que casi nunca coinciden.

Este jueves estuvieron en Matamoros los diputados federales de Morena del estado, entre ellos ERASMO GONZALEZ, el primer hombres más cuestionado por el tema de los CARMONA, se le ve más delgado al diputado federal, seguro no tiene nade que ver su estrés por el escándalo de la muerte de este personaje que salió a la luz pública ´ porque  financio campañas de los morenistas en Tamaulipas.

El diputado federal no evadió la pregunta y dijo que es un tema que debe resolverse en las instancias legales y acepto conocerlo, hasta ahí dejo la entrevista  y se dirigió al salón donde se llevó a cabo la asamblea informativa para la reforma eléctrica.

Este evento fue organizado por la diputada federal ADRIANA LOZANO, invitando a diversos grupos de la sociedad entre ellos al mismo, superintendente de la Comisión Federal de Electricidad, ingeniero CESAR VEGA AGUILAR.

Sugerencias y comentarios arabelagarcia01@hotmail.com